Los motores VTEC de Honda intensamente: historia y desempeño

Como ahora sabéis, me chifla hablaros de curiosidades sobre motores. Primero vino el catálogo de los 10 propulsores de producción que marcaron una temporada, después los ocho mejores bloques de 4 tubos de los últimos 20 años, seguido de varios de los motores V12 con mejor sonido de la historia o esos turismos que prácticamente recordamos mucho más por su sonido que por su estética.

Todo ello sin olvidarnos de esos de deportes de ensueño que han tomado prestados sus motores de modelos generalistas, a los que les ocurría todo lo opuesto -que fueron inicialmente diseñados para terminar en el circuito– o la comparativa donde charlaba de la distribución de par: Motores de combustión Vs. motores eléctricos.

Motor VTEC de Honda

Ya que bien, después de los últimos articulo de la saga de curiosidades mecánicas que cerré con los seis propulsores de los que probablemente jamás tuviste perseverancia y la comparativa entre los motores V-TEC, los VVT-I y los propulsores VANOS, el día de hoy nos marchamos a centrar en el primero de ellos. VTEC es un término que todo aficionado al planeta del motor conoce pero, ¿qué es lo que significa verdaderamente? ¿Cuál es la crónica de los motores VTEC? ¿Qué géneros de motores VTEC hay? ¿De qué forma marcha un motor VTEC? Todo eso es exactamente lo que vamos a tratar de conocer el día de hoy.

Historia de los motores VTEC

Antes de ingresar en materia, vamos a dar un corto repaso a la narración de los motores VTEC para saber sus orígenes, en tanto que se consideran como de los mejores motores de 4 tubos que puedes obtener hoy día. Como ahora vais a saber, la distribución variable revolucionó los motores de combustión interna, llegando en especial a la popularidad con el apogeo de las leyendas JDM de la década de los ’90. En concreto, el sistema VTEC fue desarrollado por Ikuo Kajitani, un trabajador del que por aquel entonces era el primer departamento de diseño de Honda.

Siendo Nobuhiko Kawamoto presidente del desarrollador de vehículos, este le encargó a Kajitani el diseño de un propulsor que sentara las bases de los futuros motores de Honda, un bloque que combinara una relación de eficacia y capacidad superior a la de la rivalidad. Las demandas de Kawamoto pasaban por desarrollar un motor de 1.6 litros con 160 CV de capacidad (lo que piensa una relación de 100 CV/l) en una temporada donde los motores conseguían desarrollar un máximo de 70 u 80 CV con ese cubicaje.

Motor VTEC DOHC de Honda

Ikuo Kajitani se puso manos a la obra y sus desenlaces llevaron a Honda a transformarse en el primer desarrollador con la capacidad de lograr una capacidad relativa de 100 CV por litro, fundamento por el que la compañía japonesa logró acaparar desde ese momento un 90% de los premios de ingeniería automotriz en cuestión de motores. Es posible que en un inicio te parezca difícil comprender el desempeño de un motor VTEC, pero de todos modos su inspiración es muy sencilla: se apoya en el cuerpo humano y su sistema respiratorio.

READ  Ford Ka+ Active 2019, versión crossover para llenar la gama

Ahora entendemos que este sistema altera la sincronización de válvulas (el punto en el que se abre cada válvula y se cierra con el período del motor), la duración de apertura (cuánto tiempo las válvulas continúan abiertas) y la elevación de la válvula (la distancia a la que se abre la válvula), ya que bien, en este momento llevemos esta iniciativa al cuerpo humano. En el momento en que nos encontramos caminando, en reposo o sentados, consumimos poco aire, puesto que los músculos y el cerebro precisan poca proporción de oxígeno.

Foto de un motor VTEC al completo

No obstante, en el momento en que sometemos a nuestro cuerpo a ocasiones de agobio como logren ser los nervios, el temor o, sencillamente, salimos a correr, nuestros pulmones se abren (broncodilatación) para aceptar una mayor oxigenación de los músculos y el cerebro. El cuerpo es capaz y se llena de oxigeno en el momento en que lo precisa y de acuerdo lo precisa, todo ello sin que sea preciso que los pulmones se sobresalten todo el tiempo. ¿Y de qué forma llevar esta iniciativa a un motor de 1.600 cm3 con 160 CV?

No fue simple, nuestro Kajitani lo definió como «It felt like a dream» (semeja un sueño), pero por último en 1989 llego al mercado el Honda Integra con motor DOHC VTEC, un bloque del que su constructor aseveró que «it was a true dream engine» (era un auténtico motor de ensueño), razón por la que nació el habitual lema de la marca: «Honda, The power of Dreams» (Honda, el poder de los sueños).

Qué es el motor VTEC de Honda y de qué manera marcha

No es ningún misterio que un motor tiene una eficacia térmica de cerca del 33 por ciento, el resto de la energía construída por la explosión, el comburente y el oxígeno se libera al ambiente, esto es, se desaprovecha. Es por este motivo que, llevar a cabo los motores de combustión mucho más eficaces, siempre y en todo momento ha supuesto una dura tarea para los desarrolladores de vehículos, y la distribución variable fue entre las resoluciones mucho más eficientes en este aspecto.

READ  Furgonetas eléctricas en proceso: pronto disponibles, a la venta y cuestionables

Vista resumidamente su crónica y, refiriéndonos ahora al desempeño de nuestra mecánica, entendemos que la válvula de admisión se abre para aceptar la mezcla de aire y comburente en los tubos, siendo esta ahora comprimida, quemada y echada de exactamente los mismos mediante la válvula de escape. Estas válvulas son abiertas por brazos oscilantes a la perfección acompasados que son accionados por el árbol de levas. Lamentablemente, los árboles de levas comúnes solo dejan un método grupo de apertura de válvulas.Funcionamiento de un motor VTEC de Honda

VTEC (o Variable Valve Timing and Lift Electronic Control) no es otra cosa que un sistema de distribución variable de las válvulas plus de un motor de 4 tiempos.

Para grandes velocidades del motor es deseable un rápido avance en la apertura de la válvula de admisión, para que entre al tubo la cantidad perfecta de aire para el desarrollo. Es por este motivo que, una rápida apertura anterior de la válvula de admisión deja que entre un tanto mucho más de oxígeno en el tubo para acrecentar la eficacia de la combustión, pero como no tendremos un árbol de levas para las distintas velocidades del motor, nació la distribución variable como solución al inconveniente.

Para conseguir una máxima eficacia, las válvulas tienen que abrirse y cerrarse de manera diferente y variable, en dependencia de las revoluciones por minuto a las que está virando el motor.

La intención de los motores VTEC es cambiar la etapa de apertura, tiempo y sección de las válvulas para regímenes de revoluciones distintas, a fin de progresar las posibilidades y eficacia del motor (vamos, el desempeño). Los VTEC necesitan, para 4 válvulas por tubo, 6 levas y 6 balancines de palanca. Las levas ajenas quedan asignadas a las válvulas, portando concretes suaves, al tiempo que la leva central tiene los tiempos de distribución mucho más largos y la carrera de la leva mucho más grande. Esencialmente se apoya en una tercera leva en todos y cada tubo que solo entra en desempeño a altas revoluciones del motor.

Funcionamiento a altas y a bajas revoluciones del motor VTEC

Es esencial -y preciso- que los círculos de base de todas y cada una de las levas sean iguales a fin de que el acoplamiento de los balancines ande adecuadamente. De esta manera, en el momento en que las válvulas estén cerradas, los hospedajes y los pasadores van a estar ajustados.

A bajas vueltas -bajo 4.500 rpm precisamente- solo entran en desempeño las levas ajenas, tal es así que la apertura de exactamente las mismas es mucho más pequeña y minimiza la relación de aire que ingresa a los tubos; activándose la leva central al llegar a cierto régimen de revoluciones. Esta controla la admisión y el escape, con lo que se logra cambiar el cruce de válvulas para conseguir un incremento de desempeño.

READ  Libres en 2020 para… ¿SYNC 4?

Complementariamente, tenemos la posibilidad de ver unos pasadores que se desplazan de forma hidráulica y que entre las 5.000 y las 6.000 rpm efectúan una conexión mecánica entre los tres balancines, esto es, queda todo el grupo unido. Desde ese instante, la leva central apunta la apertura de la válvula y se genera una mayor apertura de las válvulas, una mayor entrada de aire en el tubo y una mejor evacuación de los gases de escape.

Vehículo con motor i-VTEC de Honda

Procuran hallar bastante par a bajas vueltas y mucha capacidad a altas vueltas. La presión de distribución que es que se requiere para el acertado movimiento del sistema la da el circuito de aceite del motor.

Este sistema se ajusta a las válvulas de admisión y escape en los motores de doble árbol de levas (DOCH) y únicamente a las válvulas de admisión en los motores de un árbol de levas (SOCH). Al lado de estos, como es lógico, hay distintas formas de motores V-TEC y distintas generaciones de exactamente los mismos. En el artículo los volvimos a ver uno a la vez con todo lujo de datos.

 

3 comentarios en «Los motores VTEC de Honda intensamente: historia y desempeño»

  1. ¡Los motores VTEC de Honda son una maravilla! Me encanta su potencia y rendimiento. ¿Alguien más está emocionado por ellos?

  2. ¡Vaya! Los motores VTEC de Honda son como la salsa picante en un plato de pasta. ¡Le dan ese toque de emoción y potencia! 🌶️🚀

  3. Yo preferiría el ruido de un motor VTEC de Honda en lugar de música en mi coche. ¿Alguien más?

Los comentarios están cerrados.